El experimento Plant Habitat-02 con participación la astronauta de la NASA Kate Rubins ha logrado cosechar los primeros rábanos cultivados a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Rubins recogió meticulosamente y envolvió en papel de aluminio cada una de las 20 plantas de rábano, colocándolas en almacenamiento en frío para el viaje de regreso a la Tierra en 2021. Mientras crecían dentro del hábitat, los rábanos requirieron poco mantenimiento por parte de la tripulación.

Pero ¿por qué rábanos? Porque son nutritivos, crecen rápidamente y son genéticamente similares a Arabidopsis, una planta que se estudia con frecuencia en microgravedad.

Los sofisticados sistemas de control suministran agua, mientras que las cámaras de control y más de 180 sensores en la cámara permiten a los investigadores del Centro Espacial Kennedy de la NASA monitorear el crecimiento de las plantas, así como regular los niveles de humedad, temperatura y concentración de dióxido de carbono (CO2).

Según la explicacion de Nicole Dufour, gerente del programa APH de la NASA en el Centro Espacial Kennedy:

Los rábanos son un tipo de cultivo diferente en comparación con las verduras de hoja que los astronautas cultivaban anteriormente en la estación espacial, o el trigo enano que fue el primer cultivo cultivado en la APH. Cultivar una variedad de cultivos nos ayuda a determinar qué plantas prosperan en microgravedad y ofrecen la mejor variedad y equilibrio nutricional para los astronautas en misiones de larga duración.

author image

About Leslie Valencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría gustarte...

Usar UBER en una ciudad disminuye el uso de ambulancias
Apple da a conocer los nuevos modelos de su iPhone
Strava: cómo una aplicación de deportes dejó al descubierto secretos de bases militares de Estados Unidos