Habían intentado otras maneras que no dieron resultado

 

Los diseñadores del Hubble se prepararon ante fallas del giroscopio equipando al observatorio con un backup. Desafortunadamente, cuando uno de los giroscopios falló a principios de Octubre, el backup no funcionó como se esperaba: estaba rotando muy rápido y por lo tanto no era capaz de mantener el telescopio en su lugar, cuando necesita que se mantenga quieto y bloqueado en un objetivo. NASA pudo reducir la velocidad de rotación y arreglar sus problemas implementando un arreglo clásico para los fallos electrónicos: apagarlo y volverlo a prender.

 

 

 

 

Fuente: HD-Tecnología

author image

About Juan Trinidad Mayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría gustarte...

Conoce las tendencias en tecnología de viajes para la decada de 2020
Drone salva a dos nadadores australianos
5G: ¿HACIA DÓNDE VA Y CUÁNDO LLEGAREMOS ALLÍ?
Ocho consejos para usar profesionalmente las redes sociales.
Cesto de basura inteligente clasifica si lo que tiras es reciclable o no