La NASA no tiene dudas: hay agua en el satélite de la Tierra, no en bóvedas a kilómetros de la superficie, sino en la superficie misma. El inaudito descubrimiento fue hecho por científicos del ‘Stratospheric Observatory for Infrared Astronomy’ (SOFIA), quienes publicaron los hallazgos con observaciones en Nature Observatory. Son dos publicaciones con distintas revelaciones: la primera con las señales de que existe agua en la superficie lunar, y la segunda que habla incluso «trampas frías«, depósitos en donde el agua puede acumularse.

Las «trampas frías» serían esas estructuras gigantes. Cráteres enormes que, cerca de los polos, se mantienen en la oscuridad. La NASA asegura que estaríamos hablando de trampas enormes que abarcarían 40,000 metros cuadrados de la superficie lunar, territorio en donde estaría depositada el agua.

El descubrimiento ha sido posible con ayuda de observaciones en una longitud de onda de seis micras. Los datos obtenidos por observaciones cerca del cráter Clavius, próximo al polo sur de la Luna, fueron hechas desde un avión Boeing 747SP que fue modificado para cargar en él un telescopio.

Cuando se habla de «abundancia» se habla de 100 a 400 gramos de H20 por tonelada de regolito, que es el material del que está formada la superficie lunar. Es ahí donde el agua está almacenada, y en donde la única forma de obtenerla sería a través de excavaciones en la superficie. La NASA ya contempla la posibilidad de mandar rovers a los polos para extraer muestras de la superficie en cuestión, y así verificar qué tan sencilla o no sería la extracción del agua.

author image

About Leslie Valencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría gustarte...

Este nuevo malware de Android puede dañar físicamente su teléfono.