Investigadores israelíes imprimieron un corazón en 3D utilizando las propias células de un paciente.

Utilizando células humanas y una innovadora 'tinta' biológica, imprimieron el que sería el primer corazón en 3D del mundo. Una meta, que según los académicos, podría llevar a que la donación de órganos sea "obsoleta".

El corazón 3D, que aún es muy pequeño como para ser usado en humanos, fue impreso utilizando células madre de pacientes, con lo que podría utilizarse para remendar corazones enfermos y, posiblemente, trasplantes completos sin generar rechazo.

En un proceso de impresión del equipo de la Universidad de Tel Aviv tomó cerca de tres horas, el corazón resultante fue de aproximadamente 2,5 centímetros, equivalente al tamaño del corazón de un conejo. Lo impresionante del hecho es que se trata del primer corazón impreso con todos los vasos sanguíneos, ventrículos y cámaras.

Según Tal Dvir, el profesor que dirigió el proyecto, dicho gel o tinta "es completamente biocompatible y coincide con el paciente", lo que reduce las posibilidades de rechazo dentro del cuerpo a la hora de un transplante.

Los investigadores tomaron tejido graso de pacientes y lo separaron en componentes celulares y no celulares. Luego, "reprogramaron" esas células para convertirlas en células madre y funcionar como células cardíacas. Mientras tanto, los materiales no celulares se convirtieron en un gel que sirvió como tinta biológica para la impresión.

La impresora 3D envió un fino flujo de "bio-tinta" a un pequeño contenedor cuadrado. Al interior se puede ver un pequeño corazón. Para lograrlo, las células deben madurar aproximadamente un mes más. Según Dvir, los corazones impresos podrán probarse en animales en el transcurso de un año, pero aún no hay un calendario para probar esos corazones en humanos.

"Un corazón de tamaño humano podría tardar todo un día en imprimirse y requeriría miles de millones de células, en comparación con los millones que se utilizan para imprimir estos mini corazones", dijo el investigador.

Captura de pantalla 2019-04-15 a la(s) 11.54.23

Los investigadores ahora tienen el reto de "enseñar" a los corazones impresos a comportarse como los reales, es decir con capacidad de bombear sangre. Estos actualmente tienen la habilidad de contraerse pero no pueden bombear sangre aún.

author image

About Juan Trinidad Mayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría gustarte...