Cálido en la parte superior, fresco en la parte inferior

Un día, los paneles solares de la azotea podrían generar una doble función: recolectar energía del Sol y al mismo tiempo enfriar la casa de abajo. Los científicos han creado un dispositivo que combina dos tecnologías para hacer exactamente eso. Y si bien es un prototipo inicial, es un paso prometedor hacia la solución de las muchas necesidades energéticas del mundo.

Todos los objetos pierden calor en forma de radiación infrarroja, que es invisible para el ojo humano. La atmósfera generalmente refleja este calor, pero una cierta longitud de onda infrarroja puede escapar al espacio en lugar de dirigirse hacia nosotros. Esto significa que los materiales que emiten esta longitud de onda se vuelven más fríos que la temperatura del aire circundante. En la naturaleza, esta es la razón por la cual las heladas se forman incluso cuando no se está congelando. En el mundo de la ingeniería, los científicos esperan que este método pueda ser utilizado algún día para enfriar edificios sin crear los dañinos gases de efecto invernadero causados ​​por el aire acondicionado.

En un artículo publicado recientemente en la revista Joule, los científicos crearon un dispositivo de dos partes que es un cosechador solar en la parte superior y un enfriador radiativo en la parte inferior. La parte difícil fue mantener un objeto que está caliente y frío al mismo tiempo, por lo que construyeron una cámara de vacío que rodea el enfriador por radiación para asegurarse de que los dos no se crucen. “El panel inferior puede irradiar su calor sin ser impedido por el panel superior”, dice Shanhui Fan, profesor de ingeniería en la Universidad de Stanford y autor del estudio. “Y eso permite que el panel inferior caiga a una temperatura sustancialmente inferior a la del ambiente”.

Solar Panels Green

La parte solar del dispositivo puede calentarse hasta 42 grados Fahrenheit por encima de la temperatura normal, mientras que la parte más fría puede alcanzar los 54 grados Fahrenheit por debajo de la temperatura ambiente. Esos números son impresionantes, y los resultados son una solución prometedora para la creciente demanda de aire acondicionado a medida que las temperaturas aumentan en todo el mundo.

Aun así, el objetivo es descubrir cómo hacer que las células solares sean más eficientes para que sea más fácil para las dos tecnologías compartir el espacio del techo.

 

 

Fuente: The Verge

author image

About Juan Trinidad Mayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría gustarte...